Aprender a pensar y aprender a convivir

Durante estas primeras semanas de curso, estamos centrándonos en las llamadas "cuestiones previas" dentro del Proyecto Roma: a la vez que nos conocemos, vamos trabajando los aspectos que configurarán la bases de nuestra manera de proceder.


Así, sabiendo que nuestro objetivos son APRENDER A PENSAR y APRENDER A CONVIVIR, para darnos cuenta de la necesidad del pensar antes de actuar hemos trabajado la siguiente metáfora explicada por Carme Timoneda y su equipo de neurociencia aplicada a la educación:


“Elegante” era un caballo precioso, siempre llevaba su crin bien peinada y con

la luz del sol su aspecto era radiante. Pero lo que más destacaba de su forma de

actuar es que siempre pensaba antes de hacer algo, pensaba como debía hacerlo y revisaba si lo hacía bien o no. Así sus resultados casi siempre eran brillantes.



“Babalá”, en cambio, tenía un aspecto poco cuidado. Su crin estaba siempre enredada. Le daba pereza escuchar y siempre se precipitaba delante las tareas,

actuaba de forma rápida y se negaba a repasar el trabajo hecho. Ya os podéis

imaginar los resultados... "Babalá" pensaba que "Elegante" estaba demasiado tiempo pensando y haciendo las tareas, pero "Babalá", siempre acababa el último que a menudo tenía que repetirlas una y otra vez...

Todos podemos ser "Babalá" o "Elegante", depende quién queramos ser.


Y en relación a APRENDER A CONVIVIR, hemos trabajado el cuento de "Nadarín":



Con ello hemos llegado a la conclusión que todas y todos somos importantes y necesarios en el grupo y, entre todas y todos podemos resolver mejor las situaciones con las que nos encontremos.


Y para seguir aprendiendo en comunidad, puedes dejar tu comentario escrito: ¿os parece necesario el aprender a pensar?, ¿es importante planificar antes de actuar?, ¿y aprender a convivir?

¡Gracias!

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo